Favoreciendo con colores

Pablo 24 Diciembre 2014 0


moises-nieto-alumno-moda-ied-madrid_04

En nuestro armario encontraremos prendas de todos los colores, pero seguramente hay algunos que predominan más que otros. Eso no es casualidad, aunque todos los colores puedan sentarnos más o menos bien, hay algunos que nos favorecen más que otros y eso se puede saber mediante un estudio del color.

Un estudio de estas características se realiza para saber la gama de colores que más le favorece a alguien. Dependerá de sus rasgos, así como del color de su piel, sus ojos o su pelo.

Encontraremos tres gamas de color, mientras que en cuanto a tipos de armonía o de apariencia, encontraremos cuatro, en función del conjunto que formen los ojos, la piel y el cabello.

Dentro de las gamas de colores encontramos el cian, aquella gama de colores fríos; el amarillo, la de colores cálidos; y por último la del magenta, aquellos colores que se encuentran entre los fríos y los cálidos.

Por lo que refiere a armonías, la primera de ellas sería la cálida suave. Ésta se caracteriza por una tez clara, un cabello castaño claro o rubio, y unos ojos color miel o con manchitas verdes. Un ejemplo de este tipo de armonía es Carlota Casiraghi. La siguiente sería la cálida intensa, con la tez morena, el cabello castaño oscuro y los ojos marrones, verde o miel. El ejemplo lo encontramos en la actriz Katie Holmes. Las armonías cálidas se verían favorecidas por los colores fríos.

Las dos últimas armonías que faltan serían la fría suave y la fría intensa. La primera es característica de pieles blancas, ojos claros, y cabellos rubios, tal y como los tiene la actriz Scarlett Johanson. La fría intensa, por su parte es aquella propia de pieles muy claras, ojos azules o verdes, contrastados por un cabello oscuro, como Megan Fox. A estas armonías les sientan bien los colores cálidos.

La gama magenta, por su parte, es una muy buena opción para cualquier armonía, sobretodo las suaves, ya que potencian sus rasgos.

De toda manera, la mejor opción siempre sigue siendo acercar a tu rostro una pieza de cada color para ver qué color te favorece más y cuál es tu armonía.